Viernes, 07 Abril 2017 13:23

¿Qué podemos hacer para cuidar el planeta?

 

Es frecuente leer en los comentarios del blog que los lectores se preocupen por saber cómo de qué manera se puede accionar para cuidar el planeta.

Es por ello que se me ocurrió armar esta especie de listado “para comenzar por casa” a generar cambios, con la propuesta a todos de contagiar voluntades, como suelo decir, para multiplicar las acciones benéficas.

Energía.-

 

Si nos detenemos a pensar, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos hacemos constante uso de la energía para llevar a cabo la mayoría de las acciones cotidianas.

 

Esa energía mayormente proviene de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas, razón por la que producimos con ellas cantidades enormes de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

El GEI más representativo es el dióxido de carbono o CO2 (Un gas de efecto invernadero que causa el calentamiento global) que deterioran la atmósfera y afectan gravemente el clima del planeta.

Los otros gases de efecto invernadero los encuentras en: “Principales GEI”

Agua.-

Te invito a ahorrar agua. Sabemos que te unirás.-

Te invito a ahorrar agua. Sabemos que te unirás.-

Algo similar sucede con el uso del agua.

Desde el primer cepillado de dientes al levantarnos de la cama y el baño previo a acostarnos, o lavar los platos luego de la cena, por ejemplo, hacemos uso –y abuso- de grandes cantidades de este líquido natural.

Pocos suelen tomar debida conciencia acerca de que, para potabilizar el agua que consumimos en casa, ésta debe pasar por una serie de procesos (impulsión, potabilización, depuración etc.) que también suponen emisiones de CO2 por cada 1.000 litros o 1 m3 de agua consumida.

Tenemos una “Huella hídrica en crecimiento“.

Dióxido de carbono (CO2).-

 

Por otro lado, vivir implica -mal que nos pese- consumir, ya sea productos o servicios, y ya sea para el embalaje en los primeros, cuanto el transporte y todo el proceso de producción, incluso cuando desechamos un producto, eso impacta negativamente en el ambiente en forma de emisiones de CO2.

Lógicamente debemos considerar como imperioso reducir, reciclar y reutilizar los residuos, para reducir el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas en pos de disminuir el uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos, reduciendo también la presión sobre los recursos naturales y disminuyendo la las emisiones de CO2 para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Lee tambiénDe las famosas 3R´s yo propongo 8R´s.

Mi propuesta para cuidar el planeta.-

 

Ahora bien, conscientes ya que a diario son muchísimas las acciones nocivas para el entorno por el sólo hecho de vivir, propongo que empecemos a vivir para cuidar, de la siguiente manera:

USO DE ILUMINACION LED:

Supone de media el 18% del consumo eléctrico del hogar por su alta eficiencia energética (especialmente si cuentan, al menos, con la etiqueta energética A+) y permiten reducir el consumo de energía eléctrica hasta en un 80-90%.

MINIMIZAR EL USO DE STAND BY EN EL HOGAR:

En el hogar (e incluso en la oficina en la escuela, etc) sobran los aparatos eléctricos que, aún apagados, o en stand by siguen consumiendo pequeñas cantidades de electricidad, aumentando las emisiones de CO2. Y consumiendo energía de forma inútil.

Se los llama comúmente el consumo vampiro de energía.

USO ADECUADO DE HELADERAS Y CONGELADORES:

La heladera genera entre el 18% y el 30% del consumo eléctrico del hogar, es por ello que para ahorrar energía y reducir emisiones de CO2 al respecto es importante:

.

Regula el termostato a la temperatura óptima que es de 6°C para la heladera y de -18°C para el congelador/freezer. Las temperaturas más frías incrementan un 5% de uso de energía por cada grado.
Antes de guardar un alimento cocinado conviene dejarlo enfriar para evitar que la heladera consuma más energía para poder recuperar la temperatura que tenía antes de introducir el alimento caliente.
Sí queremos descongelar un alimento hagámoslo en la heladera, con la previsión de un mayor tiempo para lograrlo, ya que servirá además como fuente de frío adicional.
Una heladera llena consume menos que una vacío ya que el aire mantiene mucho menos el frío que los sólidos, y con poco dentro, cada vez que se abre la puerta se pierde la mayoría del frío. Separar la heladera de la pared en aproximadamente 3 cm favorecerá el intercambio de temperatura, mejorando el funcionamiento del electrodoméstico.
Evitar que se forme hielo o escarcha ya que actúan como aislantes obligando a la heladera a trabajar más para mantener constante la temperatura. (Una capa de 3 mm en el congelador incrementa el consumo en un 30%).
Limpiar el burlete de la puerta asegura que cierre correctamente y mantenga el frío sin trabajo/consumo de energía extra.

Hay que cuidar el planeta pronto.

COCINAR CON LA OLLA TAPADA:

Ahorra hasta un 25% de energía, y hasta un 90% además, si se utiliza un tamaño adecuado de sartén o de olla en proporción al alimento que se va a cocinar.

MANTENER EL TERMOSTATO ENTRE 19ºy 21ºC EN INVIERNO:

Las necesidades de calefacción del hogar no son constantes ni a lo largo del año ni a lo largo del día.

Más allá de la subjetividad al respecto, una temperatura de entre 19°C y 21°C es suficiente.

Además, por la noche, en los dormitorios es suficiente una temperatura entre 15°C y 17°C para sentir comodidad.

Para ello, se deben utilizar los distintos sistemas de regulación y control que están a disposición del usuario (termostatos, válvulas termostáticas en los radiadores y otros).

Consideremos que por cada grado que se incrementa en la calefacción el consumo de energía puede aumentar entre un 7% y un 11%.

COLOCAR SISTEMAS DE AISLAMIENTO EN PUERTAS Y VENTANAS:

Entre el 25% y el 30% de las necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las puertas y ventanas del hogar.

Cada artefacto que se encuentra en el tomacorrientes y está en «stand by» no es más que un "vampiro de la energía".-
Desenchufa los aparatos que no utilizas porque consumen energía.-

APAGAR LAS LUCES DE LA CASA CUANDO NO SON NECESARIAS:

Un hogar medio consume 4.000 KWh de electricidad al año de los que, alrededor del 18 %, corresponden a la iluminación.

Y en muchas ocasiones, cuando llega la noche, encendemos muchas luces de la casa pero al final solemos quedarnos en una habitación dejando el resto encendidas.

 

INSTALAR INTERRUPTORES Y/O REGULADORES PARA ADAPTAR EL NIVEL DE ILUMINACION:

Para poder regular la iluminación existen diferentes sistemas de control que permiten adaptar el nivel de la iluminación en función de las necesidades y el uso, permitiendo reducir el consumo, ENTRE OTRAS CUESTIONES.

Atenuar las luces un 25% ahorra un 20% de la energía utilizada y prolonga 10 veces más la vida útil de la bombilla.

MANTENER LIMPIAS LAMPARAS Y PANTALLAS:

Mantener limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad, sin aumentar el consumo.

USAR LAVARROPAS Y LAVAVAJILLAS CON CARGA COMPLETA:

Durante el lavado manual de 140 piezas de vajilla se consumen unos 106 litros de agua y 2,3 kWh, con el lavavajillas a carga completa solo 20 litros de agua y 1,2 kWh.

La lavadora y el lavavajillas conjuntamente suponen alrededor del 12% del consumo eléctrico de una vivienda (10 % la lavarropas y 2% el lavavajillas).

Consejos: La idea es reducir el consumo de agua.

Lo ideal es que utilicen además programas ecoeficiente, y si tus electrodomésticos no lo tienen, es importante tener en cuenta lo siguiente:

“Hay que cuidar el planeta y siguiendo estas recomendaciones lo estarás haciendo en gran medida.

La mayor cantidad de personas debe plegarse a las mismas.

La unión nos hace fuertes”.

. cuidando el agua

Es recomendable elegir un modelo de lavadora con “capacidad variable automática”.
Esta opción calcula inteligentemente la carga de ropa y adapta automáticamente la cantidad de agua y de electricidad necesaria para el ciclo que va a realizar. Se puede ahorrar hasta el 40% de la energía.
Al centrifugar se consume menos energía para secar la ropa que utilizando una secadora, pero lo ideal es secar al calor del sol.
Es recomendable evitar usar el lavarropas al mismo tiempo que otros electrodomésticos con alto consumo energético.

.

MANTENER EL TERMOSTATO EN VERANO ENTRE 24º Y 26º:

Reducir en un grado la temperatura en el termostato del aire acondicionado generar alrededor de un 8% más de consumo de energía eléctrica y un aumento de las emisiones de CO2.

Y es importante tener en cuenta lo siguiente:

.

Se puede optimizar el uso de la energía a través de la reducción del consumo, superior al 30%, con toldos en las ventanas donde más da el sol, para evitar la entrada de aire caliente en el interior del hogar y aislando adecuadamente muros y techos.
Cuando se enciende el aire acondicionado no se debe ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal. Esta acción no enfriará la casa más rápido y el proceso de enfriamiento podría resultar excesivo y, además de un gasto innecesario.
En verano es necesario ventilar la casa con el aire fresco de la calle sea (primeras horas de la mañana y durante la noche).
Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort en algunas habitaciones.
Los colores claros en techos y paredes exteriores reflejan la radiación solar y, por tanto, evitan el calentamiento de los espacios interiores. En otros países se suelen “utilizar techos verdes“.

Cada vez sabes mas sobre cómo cuidar el planeta.

Buena señal de una persona con consiencia ambiental.

USAR PREFERENTEMENTE EL MICROONDAS EN LUGAR DEL HORNO CONVENCIONAL:

Cocinar utilizando el microondas en vez de otros sistemas como el horno convencional permite reducir entre el 60% y el 70% de la energía y además reducir los tiempos para cocinar los alimentos en muchas ocasiones.

UTILIZAR DISPOSITIVOS AHORRADORES DE AGUA EN CANILLAS:

El consumo en los grifos del lavabo, la cocina y en la ducha supone alrededor del 55% del total de agua consumida en el hogar.

Utilizando dispositivos ahorradores se puede reducir hasta en un 50%:

CERRAR LA CANILLA MIENTRAS TE CEPILLAS LOS DIENTES:

Puedes ahorrar una media de 550.000 litros de agua a lo largo de tu vida si cierras el grifo mientras te lavas los dientes.

A mayor consumo de agua, mayor o mas grande será tu Huella Hídrica.-

A mayor consumo de agua mas grande será tu Huella Hídrica.-

ESCOGE DUCHARTE Y NO TOMAR UN BAÑO DE INMERSION:

Al ducharse en vez de bañarse se puede consumir hasta cinco veces menos agua y energía.

Reducirás 76,84 kgCO2/año, lo que equivale al CO2 que se emite en un viaje en coche de 405 km.

UTILIZA INODOROS CON SISTEMA DE DOBLE DESCARGA:

Se reduce 6,63 kg CO2/año, equivalente al CO2 que se emite en un viaje en coche de 35 km. Y no es un logro menor, considerando que el inodoro es el responsable del 21% del consumo doméstico del agua.

COMPOSTAR LA BASURA ORGANICA BIODEGRADABLE:

Para reducir 743,47 kg CO2/año, el equivalente al CO2 que se emite en un viaje en coche de 4.000 km, además de lograr obtener un abono ecológico de buena calidad.

Vamos concluyendo sobre qué hacer para cuidar el planeta.-

La idea no es que este artículo se haga eterno, sino simplemente vislumbrar que son muchas las acciones que podemos llevar a cabo, sin que representen un esfuerzo ni sacrificio a la hora de ejecutar una rutina que de a poco sea más sustentable.

De aquí en más, son muchas las acciones que podemos sumar, algunas las irán sumando a este bosquejo, y podemos complejizar, haciendo un buen uso de las 8 R de un artículo que escribí oportunamente.

De aquí en más, ya estaremos haciendo algo positivo por el cambio.

Pero lo fundamental será que, si nos encaminamos de ese modo, ya habremos tomado conciencia suficiente, y de ese estado no se vuelve, y para bien.

Por María Victoria Marchisio (@mvmarchisio), analista ambiental y abogada especialista en derecho ambiental.